MIEDO AL RIDICULO?

imageMEJOR ME CALLO…NO VAYA A SER QUE HAGA EL RIDÍCULO!!!! Cuenta una antigua leyenda que una fría mañana de enero un sabio ermitaño envolvió un huevo en un hermoso pañuelo bordado, se fue al centro de la plaza de una bulliciosa ciudad y comenzó a llamar a quienes pasaban por allí. -¡ Os invito a participar en el concurso que está a punto de comenzar!- vocifeaba el anciano. – Quien descubra lo que envuelve este pañuelo mágico recibirá como recompensa el huevo que está en su interior- explicó. Las personas que habían congregado sus palabras se miraban intrigadas. El sabio insistió: -Lo que oculta el pañuelo tiene un centro de color amarillo como una yema rodeado de un líquido del color de la clara, que a su vez está contenido dentro de una cáscara blanca que se rompe con facilidad. Es, también, un símbolo de fertilidad y nos recuerda a los pájaros que vuelan hacia sus nidos. ¿Quién puede decirme qué hay dentro del pañuelo? El grupo de gente, cada vez era más numeroso pero permanecía en silencio. Todos pensaban que lo que había dentro del pañuelo era un huevo, pero la respuesta era tan obvia que nadie se atrevía a decirla por miedo de quedar en evidencia delante de los demás. Temían a la vergüenza. ¿ Y si no se trataba de un simple huevo sino de una maravilla fruto de la fértil imaginación del sabio anciano? Un centro amarillo podía estar relacionado con el sol, el líquido que lo envolvía podía ser producto de la alquimia. Estaban convencidos de que el sabio anciano pretendía que alguien hiciera el ridículo. El anciano pregunto dos veces más a la multitud, pero nadie se arriesgo a levantar la voz por miedo a decir algo impropio. Tras un sostenido silencio, el anciano abrió el pañuelo y mostró el huevo a toda la gente que se había congregado. -Todos conocíais la respuesta, afirmó, pero ninguno de vosotros se atrevió a verbalizarla. -Así es la vida de quienes no tienen valor de arriesgarse: las soluciones suelen estar a vuestro alcance, pero el miedo a equivocarnos nos lleva a buscar siempre la trampa o la respuesta más complicada. Es por esto que acabamos por no decir ni hacer nada. Nos convertimos en esclavos del miedo a fracasar, a que nos juzguen, a que nos rechacen. Y ESE MIEDO ES EL QUE CONVIERTE EN IMPOSIBLES NUESTROS SUEÑOS!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *